Introducción.

Los mártires del siglo XX en Madrid

1. Contexto mundial y nacional: el siglo de los mártires

            En el siglo XX los cristianos de todas las confesiones sufrieron la persecución más sangrienta de su historia. Se estima que, en los tres primeros siglos de la Iglesia, los romanos dieron muerte a unos 100.000 cristianos por permanecer fieles a Jesucristo, negándose al culto que se les exigía a los dioses políticos de Roma. Según los cálculos más bien restrictivos de Andrea Riccardi, en el siglo XX fueron unos 3.000.000 los cristianos que pagaron con la vida el precio de la fidelidad. Un millón y medio de armenios fueron asesinados en 1915 por los “Jóvenes turcos”, que aprovecharon la pantalla de la Primera Guerra Mundial, para deshacerse de los cristianos. En la Rusia soviética fueron eliminados más de 200.000 ministros y monjes de la Iglesia ortodoxa, considerados un estorbo por el dios de la revolución. El nacionalsocialismo alemán causó también decenas de miles de mártires, tanto Alemania como en los territorios ocupados durante la Segunda Guerra Mundial, en particular, entre los católicos polacos. Habría que hablar también de México, China, Albania, Vietnam, Centroamérica, etc. 

            En ese contexto mundial se inserta la gran persecución de los años treinta en España, que fue la más sangrienta sufrida por la Iglesia en nuestra patria, aunque no la mayor de la historia; sí, tal vez, la más intensa. En los cinco últimos meses de 1936, la revolución acelerada con el comienzo de la Guerra civil martirizó hasta la muerte a unos 7.500 sacerdotes, seminaristas y religiosos, así como a un gran número de católicos que pertenecían a diversas asociaciones de apostolado seglar o que sencillamente eran conocidos por frecuentar la parroquia o incluso por ser familiares o amigos de sacerdotes o católicos destacados. No se trata propiamente de “mártires de la guerra”, como se dice a veces. Son más bien mártires de la persecución revolucionaria. Algunos fueron asesinados tiempo antes de que comenzara la guerra, ya en 1934 o en los primeros meses de 1936. Y, en la guerra, ellos no habían empuñado las armas, sino que fueron arrancados de sus monasterios, casas o refugios por ser ministros de la Iglesia o miembros notables de ella.

            Como sus hermanos de otros lugares del mundo y de otras confesiones cristianas, estos miles de mártires católicos de España, fueron víctimas de la violencia desatada en el siglo XX por ideologías totalitarias y ateas, de diversos signos políticos. Ciertamente no fueron ellos las únicas víctimas. Aquel fue el siglo de las mayores violencias de la historia. Otros muchos millones murieron en genocidios, campos de exterminio, hambrunas, bombardeos y frentes de batalla. Pero éstos de los que hablamos aquí, fueron víctimas escogidas por causa de su fe católica y están pasando en engrosar el Martirologio de la Iglesia con muchas nuevas páginas emocionantes y luminosas.  De hecho, 1.969 de los mártires del siglo XX en España ya han sido reconocidos oficialmente como mártires de Cristo.

2. Madrid, la capital del martirio de España

            En Madrid fueron asesinados 425 sacerdotes y seminaristas diocesanos, 546 religiosos, y 107 religiosas; es decir, un total de 1.078 eclesiásticos; más un alto número de laicos católicos, todavía no determinado. 

            Son las cifras absolutas más elevadas de la persecución religiosa en España. En números relativos hay otras iglesias locales que superan  a la de Madrid: por ejemplo, Barbastro y Toledo. Pero en ningún lugar sufrieron la muerte martirial tantos clérigos y personas consagradas como en Madrid. De los mencionados 654 consagrados, 409 han sido ya beatificados.

            Sin embargo, hasta ahora sólo un sacerdote secular de nuestra diócesis ha sido reconocido oficialmente como mártir: el beato Antonio Mateo Salamero, capellán de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de Griñón. San Pedro Poveda Castroverde residía desde hacía tiempo en Madrid, pero era sacerdote de la diócesis de Guadix. 

            Esta situación no tardará en cambiar. En los últimos años han sido introducidas en nuestra Provincia eclesiástica de Madrid siete Causas de canonización por martirio que, si Dios quiere, llevarán a los altares a 252 siervos de Dios. De estos, 125 son sacerdotes diocesanos, 9 seminaristas y 104 laicos.

            En esta página el lector encontrará fotografías y sucintas biografías de los mártires incluidos en las seis Causas de nuestra Archidiócesis de Madrid, que incluyen siervos de Dios de las diócesis de Madrid y de Getafe. La séptima Causa es de la diócesis de Alcalá de Henares, en cuya página web se puede obtener información al respecto. 

            Las seis Causas presentadas aquí son las siguientes:

  1. Causa de Esteban Guerrero Martín, laico, abierta en 1989 por el cardenal Ángel Suquía Goicoechea y clausurada en 1992 por el mismo cardenal arzobispo. Se halla en fase romana. 
  2. Causa de Ignacio Aláez Vaquero, seminarista, y 10 compañeros (entre ellos, un sacerdote un laico), abierta en 2010 por el cardenal Antonio María Rouco Varela y clausurada en 2014 por el mismo cardenal arzobispo. Se halla en fase romana. La Positioha sido entregada en 2020.
  3. Causa de Cipriano Martínez Gil, sacerdote, y 55 compañeros sacerdotes y familiares (7 laicos),abierta en 2017 por el cardenal Carlos Osoro Sierra y clausurada en 2018 por el mismo cardenal arzobispo. Se halla en fase romana. La Positio ha comenzado a ser elaborada. 
  4. Causa de Timoteo Rojo Orcajo, sacerdote, y 60 compañeros, abierta el 12 de diciembre de 2020 por el cardenal Carlos Osoro Sierra.
  5. Causa de Rufino Blanco Sánchez, laico, y 70 compañeros, abierta el 12 de diciembre de 2020 por el cardenal Carlos Osoro Sierra.
  6. Causa de Isidro Almazán Francos, laico, y 7 compañeros, abierta el 12 de diciembre de 2020 por el cardenal Carlos Osoro Sierra.

3. Héroes del perdón

            Cuando venera a sus mártires, la Iglesia no acusa a nadie ni busca revanchas. Recordar y venerar a los mártires es, más bien, acordarse de Jesucristo y venerarle a Él. En los mártires es Cristo mismo quien nos invita de nuevo a la mansedumbre y al perdón. Los mártires del siglo XX en Madrid y en todo el mundo murieron perdonando, como el Señor, a sus perseguidores. Por su intercesión, esperamos la gracia de ser también hoy instrumentos de reconciliación y de paz.

                                                                                                 + Juan Antonio Martínez Camino
Obispo auxiliar de Madrid

6 de noviembre de 2020
Memoria de todos los santos y beatos
 mártires del siglo XX en España

© 2017 Arzobispado de Madrid. Delegación Episcopal para las Causas de los Santos