Presentación de la Causa de Ignacio Aláez Vaquero y 10 compañeros

 

 

La Iglesia católica ha escrito en la España del siglo XX una de las páginas gloriosas de su historia con la sangre de más de cuatro mil sacerdotes y seminaristas diocesanos - además de tres mil religiosos y decenas de miles de laicos - que dieron su vida por ser católicos, por amor a Jesucristo y a su santa Iglesia. Entre ellos se cuentan los nueve seminaristas y sus familiares martirizados en Madrid en 1936 y 1937, cuya causa de canonización está ya en su fase romana. Presentamos en esta página web, junto con el resto de causas diocesanas de mártires, los datos fundamentales de sus vidas y de sus muertes martiriales.

Siete eran seminaristas de la entonces diócesis de Madrid-Alcalá, hoy provincia eclesiástica de Madrid, integrada por la archidiócesis de Madrid y las diócesis de Getafe y Alcalá de Henares. Se formaban en el Seminario conciliar de la Inmaculada y de San Dámaso, en las Vistillas. Son los siguientes:

Ignacio Aláez Vaquero, de 22 años, estudiante de filosofía

Ángel Trapero Sánchez-Real, de 20 años, estudiante de teología

Antonio Moralejo Fernández-Shaw, de 19 años, estudiante de filosofía

Cástor Zarco García, de 23 años, subdiácono

Jesús Sánchez Fernández-Yáñez, de 21 años, estudiante de filosofía

Miguel Talavera Sevilla, de 18 años, estudiante de filosofía

Pablo Chomón Pardo, de 21 años, estudiante de teología.

Uno era seminarista de la diócesis de Barbastro, donde había nacido. Se estaba formando en el Seminario Pontificio de Comillas, en Cantabria, pero se encontraba en Madrid pasando con su familia las vacaciones de verano de 1936:

Mariano Arrizabalaga Español, de 21 años, estudiante de filosofía.

El otro pertenecía a la archidiócesis de Toledo, pero había sido apresado en su pueblo natal de la provincia de Jaén y conducido a Madrid en el llamado “tren de la muerte”, que transportó a la Capital a unos ciento cincuenta presos jienenses - entre los que se encontraba el hoy beato obispo mártir de Jaén - asesinados junto a las vías en el Pozo del Tío Raimundo:

Ramón Ruiz Pérez, de 24 años, subdiácono.

La Causa de canonización de estos nueve seminaristas fue abierta en Madrid en 2010. El proceso diocesano se cerró en 2014 y continúa ahora en Roma. Con los seminaristas han sido incluidos también en la misma Causa dos familiares que fueron martirizados con dos de ellos:

Julio Pardo Pernía, sacerdote, de 63 años, confesor de las Hospitalarias de Ciempozuelos, tío de Pablo Chomón Pardo
Liberato Moralejo Juan, laico, de 60 años, padre de Antonio Moralejo Fernández-Shaw

La redacción de las biografías de los Siervos de Dios que se pueden encontar en esta página se debe sobre todo a Martín Rodajo, seminarista de Madrid, que ha tenido a su disposición los trabajos de la Comisión Histórica de la Causa de Ignacio Aláez Vaquero y 10 compañeros. Ha leído el manuscrito el delegado episcopal para las Causas de los santos, Alberto Fernández Sánchez. Para ellos, la gratitud que merecen.

Quiera Dios que podamos celebrar pronto la beatificación de estos siervos de Dios, testigos de la fe hasta la sangre. El amigo lector encontrará aquí una oración para pedir este favor divino. Todavía no es posible rendir culto público a Ignacio Aláez y compañeros mártires, pero ya podemos acogernos de modo privado a su intercesión rogando al Señor, en particular, que mande muchos y santos trabajadores a su mies, jóvenes que respondan a la vocación sacerdotal, para ser servidores de la misión de Jesucristo entre nosotros.

+ Juan Antonio Martínez Camino
Obispo auxiliar de Madrid
6 de noviembre de 2017, Memoria de todos los santos
y beatos mártires del siglo XX en España

© 2017 Arzobispado de Madrid. Delegación Episcopal para las Causas de los Santos