Misa de Acción de gracias por los mártires de Boadilla.17/02/2019.

LOS MÁRTIRES DE BOADILLA TESTIMONIARON A CRISTO Y MURIERON SIN ODIO.

El domingo 17 de febrero, ante una abarrotadísima Iglesia de san Cristóbal de Boadilla del Monte, nuestro obispo don Ginés señaló que las dos notas que definen el martirio cristiano son, que mueren testimoniando a Cristo y perdonando a su verdugos.

La Misa de acción de gracias por el martirio de Benjamín Sanz, Melitón Morán y Miguel Talavera fue una acto precioso y emotivo. No es para menos, eran el párroco de Boadilla al estallar la Guerra Civil Española, el capellán de las MM. Carmelitas y un seminarista de 17 años, estudiante de filosofía. Todos fueron asesinados por odio a la fe en los primeros días del estallido de la guerra. Don Ginés señaló, que la única culpa que habían cometido los mártires fue ser discípulos de Jesucristo, ninguna causa política, ninguna causa ideológica, solo ser sacerdotes.

Resultó muy emocionante el testimonio de Susana Talavera, sobrina nieta del seminarista Miguel Talavera. Recordó como sus padres y abuelos nunca guardaron ni un ápice de odio hacia sus agresores. Sentían pena por lo pasado, pero no odio.

Al acabar la ceremonia habló el alcalde de Boadilla, don Antonio González Terol. Señaló, que el heroico testimonio de estos vecinos de Boadilla es una llamada a la unidad, a la concordia y a la reconciliación en nuestra sociedad.

Finalizamos encomendándonos a los mártires, colocando en el templo un nuevo cuadro realizado por Mónica Huerta a partir de sus fotografías y esperando que la Iglesia pronto les reconozca a nuestros mártires como beatos y santos.

Julio Rodrigo Peral
Párroco de san Cristóbal de Boadilla del Monte

Boadilla 2

© 2017 Arzobispado de Madrid. Delegación Episcopal para las Causas de los Santos